La tercera muerte

Han sido cinco años de investigación, cientos de folios, una instrucción interminable. El precio que hay que pagar por tanto trabajo es muy alto. Algunos hablan de hasta 379 asesinatos de ETA sin resolver. De los 27 asesinatos que cometieron los GAL sólo 12 cuentan con una sentencia. Pensemos en el GRAPO, en Terra Lliure, en el yihadismo…

Además de escuchar el podcast en esta página, puedes suscribirte a Las Tres Muertes de mi Padre a través de Apple Podcast, iVoox, Overcast, la web de Cuonda, o usando tu cliente de podcast preferido con este feed RSS.

Trascripción

Intro:

En 1993 ETA mató a mi padre en un atentado terrorista. Durante 20 años no hice nada por saber la verdad. Ahora, y después de una larguísima investigación, sé que hay mucho más de lo que me contaron. Ésta es la historia.

VOZ EN OFFSIN MÚSICA

Han sido cinco años de investigación, cientos de folios, una instrucción interminable. El precio que hay que pagar por tanto trabajo es muy alto. Algunos hablan de hasta 379 asesinatos de ETA sin resolver. De los 27 asesinatos que cometieron los GAL sólo 12 cuentan con una sentencia. Pensemos en el GRAPO, en el yihadismo…

FIN VOZ EN OFF CORTE / Efectos. CORTES DE REY HABLANDO DE TODOS CON LAS VÍCTIMAS, ETC. PABLO

Pues mira, investigar un caso de hace 25 años… a muchos les importa un bledo. Así de claro. Ni a la Fiscalía, ni a la polícia, ni al ministerio del Interior, ni siquiera a las asociaciones de víctimas. Ya de la abogacía del Estado, ni te cuento. No, no lo digo de oídas, es que es mi experiencia personal. Han sido ya años de idas y venidas, viajes, entrevistas, recursos, papeleo, llamadas…

Lo que más me ha llamado la atención ha sido el total desinterés por parte de quienes deberían estar muy interesados. En la Audiencia parece que molesta que remuevas casos antiguos. Pero es que el juez instructor, al menos en este caso, no tiene la culpa. Tiene que confiar en la policía, ¿no? Es decir, es el juez quien ordena a la policía la práctica de unas pruebas que yo he ido solicitando una y otra vez…

El proceso es agotador, muy garantista, y eso está bien, pero… Cuando uno tiene ya las pruebas en la mano, sea una declaración, sea documentación… Y sabes quién tiene que declarar, dónde están unos documentos clave… Pues es muy frustrante ver cómo, cuando hay que llevarlo al juez, nadie sabe nada, no se han encontrado los papeles…

En el caso del asesinato de mi padre, de esa masacre de 1993 en la que murieron siete personas inocentes, hay muchas preguntas sin respuesta. Por ejemplo, ¿por qué se detuvo a Alberto Aldana Barrena y de esta forma condenó la vigilancia policial al piso de ETA en Madrid en donde iba a vivir el comando? Andrés, una de mis fuentes digamos, anónimas, contesta.

FIN PABLO CORTE ANDRÉS 4 VOZ DISTORSIONADA […]

Esa detención no tiene nada que ver, o muy poco que ver, con objetivos de índole policial o judicial, sino que tiene que ver con otro tipo de objetivos. Y la prueba evidente es que las hemerotecas cuentan que, una vez detenido, lejos de ser procesado y condenado, es puesto en libertad inmediatamente. Con lo cual, pone en evidencia que su interés jurídico penal era escaso o nulo.

[…]

Es evidente que el interés que promueve su detención, si no era jurídico penal, tiene que ser de otra índole. Y esa índole tiene que ser… tiene que tener un tinte realmente… no sé cuál será la calidad del tinte, pero tiene que tener una gran cantidad de interés político

FIN CORTE: ANDRÉS 4 VOZ DISTORSIONADA PABLO

Para mí, la explicación tiene sentido. En el 92 pasaban muchas cosas en España, año olímpico y muy importante para la imagen exterior. En aquel año cayó la cúpula de ETA en Bidart, y a continuación se iban deteniendo a etarras en Francia cada mes, pon, pun, pun… Sabino Euba -Pelopintxo- a finales de abril; Ignacio Bilbao -Iñaki de Lemona- y Rosario Picabea -Ereka-, a finales de mayo; Miguel Gil Cervera -Kurika-, el 5 de junio; Faustino Estanislao Villanueva Herrera -Txapu-, el 3 de agosto; Jesús Amantes Arnaiz -Txirlas-, el 10 de agosto.

Todas las detenciones se produjeron en Francia: París, Bayona, Burdeos, Nantes... Y las actuaciones policiales no se detuvieron hasta mediados de otoño.

La vigilancia que había sobre el piso del Paseo de Extremadura se fue al traste por la detención de un tipo en Francia que, aunque no tenia peso en ETA, condenó la vigilancia sobre el comando Madrid que mató a mi padre.

Claro, que la versión de quien era el máximo responsable de la lucha antiterrorismo en España en la época, Rafael Vera, es ligeramente distinta y algo desmemoriada.

FIN PABLO CORTE VERA 3

“El otro día estuve con un antiguo jefe de la brigada central de información, anterior al que tú conoces (¿?), y le pregunté por la operación esa que mencionas del comando Madrid. Él tampoco se acordaba”.

[…]

“Este antiguo responsable ya no estaba ahí, él ya no estaba ahí de jefe de la brigada central. Y yo le pregunté: “¿Sabes algo de lo que he leído sobre este asunto, de una vigilancia, etc.?

[…]

“Los policías intoxican mucho, ¿eh?

[…]

“Yo creo… te tengo que ser sincero. Yo creo que estás influenciado por un medio de comunicación…”.

FIN CORTE: VERA 3 PABLO

Sí, influenciadísimo. Y yo, con estas respuestas, sigo preguntándome una y otra vez: Si había una vigilancia a un comando a través de un piso, y una detención frustra en cadena toda esa vigilancia, ¿fue la detención de Alberto Aldana Barrena una operación programada desde el Ministerio del Interior para evitar la desarticulación del comando Madrid, con el fin de no comprometer la llamada operación Azkoiti? Vera insiste: no es así.

FIN PABLO CORTE VERA 4

“No no he ordenado nunca detenciones, jamás. Cuando había una operación, naturalmente, yo conocía esa operación, pero no ordenaba nunca si era el momento de hacerlo, eran ellos -los responsables policiales- los que decidían si era el momento de hacerlo. Y esto era así porque, a lo mejor, había una operación de la que colgaban otras importantes y había que respetarlas”.

“Mira, si fue en Francia (efectivamente, fue detenido en París), pudieron ser las autoridades francesas por interés político. Si su majestad el Rey o Felipe González han estado con el presidente de la República o con el primer ministro galo le han podido decir: ‘Oye, a ver si colaboráis con nosotros’. Y los dirigentes franceses han podido preguntarles a su policía. Y la policía le vende al político lo que tiene, como siempre: ‘Tenemos esto, si queréis podemos detener a Aldana Barrena’. Igual ni siquiera sabían quien era”.

“Ha habido muchas operaciones de vigilancia de esas… Pero ¿no sería porque los terroristas habían detectado la vigilancia del grupo policial, y entonces provocaron la detención porque si no se quemaba la operación y se tienen que justificar ellos mismos porque han hecho un servicio malo? Eso pasa, se justifican contra la autoridad política.

FIN CORTE: VERA 4 PABLO

¿El Rey presionando para que atrapen a etarras, a lo loco? ¿Policías que revientan operaciones para tapar sus propias chapuzas? Aquí entramos ya en el terreno de la fe. ¿Me creo lo que dice Vera? Probablemente nunca sabremos qué pasó ahí con certeza.

RÁFAGA

Por otro lado ¿por qué nadie le dio importancia a la declaración de una testigo, que identificó a dos etarras a bordo de uno de los coches que estallaron el día que asesinaron a mi padre? Así me lo intentaba explicar el inspector que llegó en primer lugar al atentado, y que recordaba perfectamente a esa testigo.

FIN PABLO CORTE POLI 10

“Oye, que pudo haber sido culpa mía, si es que… Ahora bien, lo que digo aquí y lo digo en la Audiencia. He recogido más de 70 muertos y cada uno de ellos me duele tanto como compañeros y amigos que han muerto delante de mí, asesinados frente a mí. O sea, que tanto me da conocidos como desconocidos.

FIN CORTE POLI 10 PABLO

No, amigo, no cargues con esa culpa. Yo sólo puedo darte las gracias por tener el valor de contarme que hubo una testigo. Ojalá pudiera encontrar a esa testigo. Ojalá.

Mientras tanto, puedo decir que en este caso las decisiones del Estado se pueden resumir en tres realidades: frustrar la detención del comando, tapar como sea los errores policiales y, de paso, poner zancadillas a quien investiga. En este caso, yo. Y hacer borrón y cuenta nueva.

Como he dicho al principio, parece que reabrir casos antiguos de ETA molesta. Y parece que a muchos les importa un bledo. Pero a mí no. Es la única manera que conozco para cerrar una herida abierta en 1993. Pero es que, además, creo que es necesario que se investiguen todos los casos sin resolver, joder. Que es nuestra historia, la de todos. Y hay cientos de muertos… ¿para qué? Mi misteriosa fuente, Andrés, me explicaba sus motivos para ayudarme, que hago propios.

FIN PABLO CORTE ANDRÉS 5 VOZ DISTORSIONADA

Creemos que hay muchos casos sin resolver porque… La falta de… Es un proceso difícil pero es un proceso que… La capacidad del Estado en las investigaciones judiciales y policiales es deficiente. Y porque la actividad ha estado muy mediatizada, sobre todo por el aparato político. Las relaciones entre partidos del País Vasco y partidos… y los gobiernos de las naciones han sido muy estrechas y eso mediatiza mucho la actividad judicial y policial. Y además… Y lo triste de todo esto es que… Nosotros, en una ocasión, en la Fundación invitamos a unos amigos y uno de ellos… a unas conferencias. Y uno de ellos, en cierta ocasión, me comentó que los.. aquellas personas asesinadas que nunca han sido esclarecidos sus asesinatos, ni detenidos sus autores, realmente se les podías llamar muertos sin alma. Es una frase que nunca olvidaré.

FIN ANDRÉS 5 VOZ DISTORSIONADA PABLO

¿Quién mató a mi padre? ¿Quién asesinó a siete hombres inocentes hace 25 años?

Hay pruebas presentadas sobre tres etarras que están o han estado cumpliendo condena por otros atentados: son Jesús García Corporales y María Soledad Iparraguirre (identificados en uno de los coches que estallaron el día del atentado), y Álvaro Juan Arri Pascual, alias Munipa, del que hay un extensísimo informe cuajado de pruebas basadas en pesquisas de la Guardia Civil.

Por cierto, este último tiene cierta fama de trío hermético, como me contó su ex compañero de ETA Iñaki Rekarte, que coincidió con él en prisión:

FIN PABLO CORTE REKARTE 4

“¿Arri Pascual? Ese estaba en Villabona. Le conocí allí. Callado… Con ese sí que no vas a hablar nunca, porque no habla ni con el de al lado. Ese estaba en Villabona, y luego lo mandaron lejos de allí. Pero era un tío que parecía que se apartaba de ETA, no sé por que lo mandaron por ahí. Era así un tío grande… poco hablador”.

FIN CORTE REKARTE 4 PABLO

Que la Justicia decida qué hacer con ellos, porque ese no es mi papel en esta historia, no me corresponde y no lo quiero asumir jamás.

RAFAGA-EFECTOS-LO QUE SEA

Ahora me toca ponerme a un lado, sinceramente porque ya no puedo más. Creo que he cumplido con mi obligación como hijo. Además, necesito ganarme la vida. Veo que para muchos lo mejor es olvidar, pasar página. Y he comprobado que para el Estado es mejor tapar sus errores que reconocerlos. No importa que el resultado sea cientos de causas sobre terrorismo (no sólo de ETA) sin esclarecer. No sólo hablo de los más 300 casos de muertos por ETA sin aclarar, sino de los muertos sin alma del GAL, de los Grapo, de Terra Lliure, del yihadismo, de los decenas de miles de víctimas de la Guerra Civil y de la postguerra, de la dictadura, de las cunetas…

El resultado real de este trabajo, de estos cinco años de investigación, está en el sumario 17/94. Ahí está todo. Si no se lo creen, pueden consultarlo. Yo me lo sé de memoria.

A nosotros sólo nos queda seguir viviendo. Con el vacío imposible de llenar y de esa soledad que uno siente cuando gozas de la simpatía o empatía de la sociedad o los poderes públicos, pero por otro lado constatas que, en realidad, les importamos un bledo. ¿Verdad, mamá?

FIN PABLO CORTE MADRE 7

Yo por parte del Estado y de la sociedad, te diría nada o casi nada. Ahora, por parte de la familia, de los amigos, y de todo lo más cercano a mí, maravilloso. Eso es los que me ha hecho a mí vivir, ¿eh? Lo demás, cero. Y siempre lo diré. Cero. Olvidada totalmente. Como todas las viudas de mi atentado. De los otros no lo sé, pero no, para nada. Olvidadas. De ayuda, muy poca. Nada. En un principio sí, bueno, que te dan el trabajo y la casa y no sé qué… Porque lo pedí. Supongo que a lo mejor… no sé… Pero vamos, que no, que no, claramente lo digo. […] Incluso para los trabajos de mis hijos y todo, puedo decir que hay… hay revistas y cosas que ofrecen, pero luego a la hora de la verdad, no es cierto, no es cierto. Las asociaciones de víctimas… no es cierto, no ayudan, no ayudan para nada.

FIN CORTE MADRE 7 PABLO

Por último queda la cuestión de la reconciliación, del perdón ¿perdón a quién? ¿Perdonamos al Estado, por no mover un dedo para esclarecer la muerte de mi padre? ¿Qué hacemos, mamá?

FIN PABLO CORTE MADRE 8

Notaba yo, y hemos notado en general las viudas, que no sé si era por la época, que no daban mucho bombo a las cosas que ocurrían de atentados, que no han tenido muy en cuenta nuestro atentado, no ha sido muy nombrados, no han hecho homenajes de Estado, cosas importantes que nosotras esperábamos no lo han hecho, no. Pero se ha suplido con el cariño de las demás personas, de los compañeros, de las amistades nuestras… Y eso ha sido… Por eso hemos superado bastante mejor que el olvido. Porque ha sido olvido lo que han tenido nuestros maridos a lo largo de todos estos años.

Descubro que hay gente que no quiere meterse… no quiere implicarse en nada, no sé por qué. Y que han fallado mucho y no lo reconocen. Y entonces se avergüenzan, y se esconden. Eso es verdad. Están… saben perfectamente lo que ha pasado, pero dan marcha atrás a todo, y reconocer que ellos podían haber hecho mucho más, cuesta mucho y no lo hacen.

Me da mucha pena. Yo no quiero ni odiarlos ni tener nada contra nadie, pero interiormente me produce tristeza porque me parece tan injusto… Me parece muy injusto, eso está claro. Y es así, es que es así. Qué quieres que te diga que me parece. Pues una decepción un poco, ¿eh? Bastante. Porque veo el trabajo que tienes tú, y que todo lo que se ha dejado de hacer, que se podía haber hecho, me parece… atroz, vamos, atroz

FIN CORTE MADRE 8 PABLO

¿Y qué hacemos con los asesinos, mamá? ¿Los perdonamos?

FIN PABLO CORTE: MADRE 9

Me gustaría verlos.

Verlos y decirles: mirad, mirad. Yo creo que si os vais a morir, por lo menos que vosotros me habéis pedido a mí perdón. No que yo les perdone, sino que vosotros me habéis pedido perdón. Que les perdone yo a ellos es otra cosa. Pero para darles paz en su manera de… en sus últimos años que les quede de vida. Porque morirse así, sin acercarse a las víctimas ni perdonarlas, pues para ellos debe ser horrible.

Hombre, si me piden perdón, cómo vas a decir que no. Si eso ya no tiene… ¿Qué vas a hacer? ¿Vas a decir que no? Si te lo piden, pues se lo das. Yo, perdonar sin que nadie me pida perdón, es absurdo.

Porque yo no quiero vengarme de nada… Si tu padre ya se ha muerto. Lo que no quiero es que maten más, pero como ya no pueden matar más… Pues que le den su merecido castigo. Supongo que habrá una Justicia que tendría que ajusticiarlos, que castigarlos. Pero nada más. Y yo, como soy muy creyente, pues rezar por ellos para que no sigan matando.

FIN CORTE: MADRE 9